"Chile es uno de los mejores países del mundo para poder tablear y disfrutar la naturaleza. Nuestro deber es lograr que eso se sostenga e incluso mejore a lo largo del tiempo".

Una de nuestras resoluciones 2020 fue la de apoyar y crecer junto a todas las personas que compartan una visión similar a la nuestra en Chile, porque creemos que es la única forma de crear una fuerza conjunta positiva y transformadora.

Esa necesidad de "hacer algo" nunca lograba manifestarse, porque las problemáticas a abordar siempre resultaban demasiado grande como para lograrlo; queríamos hacer muchas cosas al mismo tiempo, pero no sabíamos por dónde partir, pero tras una cuota de inspiración DECIDIMOS simplemente lanzarnos.

La ansiedad de "hacer algo" muchas veces nos nubla, y hace que olvidemos que cada persona es un mundo, y que por ende cada organización de personas tiene necesidades totalmente diferentes unas de otras, así que en lugar de buscar soluciones perfectas, lo mejor es comenzar a movernos, y así surgió La Yunta.

A partir de este momento, definimos a La Yunta como una red de organizaciones amigas a las que Kaya Unite aporta de aquí en adelante con todo lo pueda, desde manos hasta capital.

La Yunta no queremos crearla solos. Queremos que todos puedan unirse, desde personas hasta empresas, pasando por marcas, organizaciones sin fines de lucro y un largo etcétera. ¡La unión hace la fuerza!

¿Quiénes forman nuestra Yunta?

Corporación Cultiva sensibiliza desde la acción, a las personas sobre los efectos de la crisis climática, a través de la regeneración de bosque nativo.

Para lograrlo se dedican a la reforestación de lugares que impacten con fuerza en comunidades y ecosistemas, facilitando además espacios de educación en los lugares que intervienen.

El Campamento Dignidad está emplazado en la rivera de la Quebrada de Macul.

Hoy viven más de 500 familias y desde abril se están realizando a diario ollas comunes en las 4 etapas que son sustentadas con donación de personas naturales, asambleas, ong, en especial de la ONG El Hambre No Espera.

Únete a La Yunta